Western Village, un Westworld real en Japón.

Western Village, un Westworld real en Japón.

Si ves Westworld, la nueva serie de HBO que mezcla la ciencia ficción con el viejo oeste, seguramente te has imaginado visitando el parque, interactuando con los robots de última generación y jugando a ser un malvado vaquero o un héroe bonachón. Por eso debes saber que, en el centro de Japón, alguna vez existió un parque temático similar a Westworld: Western Village, una réplica perfecta de diversos escenarios westerns americanos que, así como en la serie, estaba poblada por robots casi humanos, como este sujeto…

Western Village se situaba en medio de una cordillera, en Nikko, a unos 70 km de Tokio. Inaugurado en 1975, y abandonado en 2007, el parque tenía muchas de las cosas que podemos ver en Westworld: hotel, barbería, banco, herrería, una delegación policial y, evidentemente, un saloon, como el del personaje Maeve (Thandie Newton). La diferencia es que la dueña del salón no tenía tan buena pinta como el personaje de Newton.

Un parque estilo viejo oeste.

De la misma forma que en Westworld, los robots relativamente realistas se apoderaban del ambiente e incluso “contestaban” a los visitantes del parque (supuestamente, los “anfitriones” tenían algunas frases programadas accionadas por comandos de voz). Muchos de estos maniquíes robóticos fueron inspirados en actores del cine western americano, como Clint Eastwood o John Wayne. Para la época (hablamos del 70 al 90), estos “androides” resultaban bastante convincentes.

Además de los cowboys tecnológicos, el parque también contaba con actores que interpretaban papeles principales, como el sheriff de la ciudad. Cuatro veces al día, el elenco reproducía un asalto al más puro estilo del viejo oeste, con efectos de disparos, caballos y hasta explosiones. Lo mejor era que los visitantes eran animados a participar en estas representaciones.

Contrario a los guests de la serie, los visitantes de Western Village no se metían tanto en la fantasía: nadie se vestía de vaquero a menos que fuera para la foto, y tampoco era posible disparar a cualquiera que se pusiera en frente, después de todo los robots no eran tan realistas como los de la serie.

La historia de Western Village.

El parque solía ser un rancho veraniego llamado Kinugawa, donde las personas podían hacer cosas típicas de un hotel de este tipo, como montar a caballo y pescar. Pero su fundador, Kenichi Ominami, como todo fanático de las películas del viejo oeste, rápidamente se dio cuenta que aquello podía ser algo más que un rancho, y allí surgió Western Village. Quizá de la película Westworld (1973), que inspiró la serie, Ominami tomó algunas ideas, pero nadie está seguro de eso.

Al poco tiempo el lugar se hizo muy popular en Japón y fue creciendo agregando cada vez más atracciones. Probablemente, si el espectáculo hubiera continuado hasta hoy habría tenido un éxito renovado a causa de la serie, pero no lo logró: Kenichi empezó a planear cosas bastante locas para Western Village.

En 1995, este sujeto invirtió 25 millones de dólares en una réplica del Monte Rushmore. Fue en ese entonces que las cosas se vinieron a pique, pues Kenichi adquirió una deuda absurda que los ingresos del parque no pudieron cubrir. Para empeorar las cosas, con la llegada del siglo XXI las personas simplemente dejaron de interesarse en el viejo oeste, el parque quedó en el olvido y cerró en 2007.

El dueño del parque estaba tan quebrado que no tuvo dinero ni para desmontar las atracciones y vender el terreno. Por eso, la “ciudad” solo quedó abandonada, pero siguió de pie, con todos sus robots atrapados en los escenarios.

Mira el video: Abandoned Theme Park Western Village

Like this post? Please share to your friends:
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: