Paisajes se cubren de nieve naranja en Europa Oriental

Paisajes se cubren de nieve naranja en Europa Oriental

En Sochi, al sur de Rusia, los Juegos Olímpicos de Invierno se celebraron hace más de cuatro años. Desde entonces, aquella ciudad resort con magníficas estaciones para practicar esquí no había llamado tanto la atención de los medios internacionales como en días pasados. Resultó que la arena en el desierto del Sahara fue transportada a las capas más altas de la atmósfera y se precipitó junto con la nieve al otro lado del Mediterráneo, dando lugar a paisajes que parecen de otro planeta.

En los últimos días, la nieve en algunas regiones de Europa Oriental adquirió una tonalidad anaranjada. Países como Bulgaria, Rumanía, Ucrania y Rusia se convirtieron en una sede del suelo marciano. Las fotografías que verás continuación no han sufrido ningún tipo de alteración o pasado por algún filtro.

Nieve naranja.

Pero, lo más interesante es la explicación del fenómeno en sí: resulta que esa costra naranja está compuesta por diminutas partículas de arena provenientes del desierto del Sahara, al norte de África. Este polvillo fue transportado hasta las capas más altas de la atmósfera debido a la inusual presencia de fuertes vientos, y posteriormente regresó a la superficie junto con la nieve, pero ya del otro lado del Mediterráneo.

“A medida que la arena se eleva a los estratos atmosféricos superiores, puede ser depositada en otros lugares”, explica Steven Keates, del Servicio Nacional de Meteorología en Inglaterra. “Las imágenes de satélite proporcionadas por la NASA revelan que una gran nube de polvo atravesó el mar de África en dirección a Europa”. Es un fenómeno que se repite, en promedio, cada lustro. Pero el sitio donde se precipita la arena cambia según la dirección del viento.

A los turistas poco les importó la explicación de este fenómeno. Multitud de fotografías con una tonalidad de color parecida al óxido inundaron las redes sociales. Échale un vistazo a esta elección de capturas realizada por The Guardian.

Skiers in eastern Europe were greeted by these eerie scenes at ski resorts over the weekend, as dust from a sandstorm in the Sahara desert caused snow to turn orange. Meteorologists say this happens about every five years, and is caused by sand, dust and pollen being stirred up and swept across from storms in northern Africa. Photos: @katrin.jd @margarita_alshina @ksusha_knopik & @sinyaya_ptiza

A post shared by The Guardian (@guardian) on Mar 26, 2018 at 5:02am PDT

Mira el video: Rusia nieve de color naranja 2018

Like this post? Please share to your friends:
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: