Demuestran que el entrelazamiento cuántico es físicamente real

Demuestran que el entrelazamiento cuántico es físicamente real

Uno de los fenómenos más extraños que se puede encontrar en la ciencia es el entrelazamiento cuántico – cuando dos partículas interactúan de forma que quedan profundamente conectadas y básicamente comparten la existencia, aunque se encuentren a años luz de distancia.


Sin embargo, Einstein no estaba de acuerdo con esta idea y concluyó que era demasiado extraña como para ser real. Pese a que una mente tan brillante como la del científico alemán desechó el concepto de entrelazamiento cuántico, un nuevo experimento es la prueba más fuerte de que el entrelazamiento cuántico es un fenómeno real.

Libre albedrío.

Investigadores del MIT en los Estados Unidos, de la Universidad de Viena en Austria, en colaboración con expertos de China y Alemania acaban de llenar un vacío de la mecánica cuántica relacionada con el entrelazamiento cuántico. El estudio fue publicado hace poco en la revista Physical Review Letters.

Este vacío del que hablamos es sobre la libertad de elección, que sugiere qué factores humanos – como la ejecución de un experimento, la elección de las partículas que serán entrelazadas y las propiedades que serán medidas, entre otros factores – pueden terminar resaltando algunas variables que revelan el entrelazamiento cuántico cuando éste no se encuentra presente.

“El escepticismo en torno a la mecánica cuántica ha disminuido considerablemente”, dice el investigador David Kaiser, profesor de física en el MIT. “Todavía no nos libramos de él, pero ya ha sido disminuido en 16 órdenes de magnitud”.

El experimento.

Para intentar ser lo más aleatorio posible, el grupo de investigadores decidió observar fotones muy antiguos de estrellas distantes. Se concentraron especialmente en aquellas estrellas capaces de enviar fotones azules y rojos en nuestra dirección. La más próxima de estas estrellas se encuentra a 600 años luz de la Tierra. En otras palabras, a la luz le tomaría 600 años llegar hasta nosotros.


El equipo de investigación instaló dos telescopios, uno en la Universidad de Viena y otro en la Academia Austríaca de Ciencias para recibir los fotones de estas estrellas, que posteriormente fueron medidos. Aquí está la clave de ese experimento: dado que la luz de la estrella no sufre alteraciones en el camino, esto quiere decir que cualquier variable no-cuántica oculta que pudiera ejercer una influencia en las partículas probablemente sucedió antes que la luz fuera emitida.

“Encontramos respuestas consistentes con la mecánica cuántica a un grado muy alto, totalmente fuera de sintonía con previsiones al estilo Einstein”, dice Kaiser. “Todos los experimentos anteriores pueden haber sido sometidos a este extraño vacío para explicar los resultados observados microsegundos antes de cada experimento, comparando con nuestros 600 años. Entonces hablamos de una diferencia de microsegundos para 600 años, es decir, 16 órdenes de magnitud”, señala.

Este estudio no cerró por completo el vacío de la libertad de elección, pero confirma que las características extrañas propias de la mecánica cuántica ya existían por lo menos desde hace 600 años, y el próximo objetivo de los investigadores es aumentar este tiempo de análisis aún más.

Este experimento es un ejemplo de la forma en que las mejoras en la tecnología nos ayudan a observar mejor el universo y a entender cómo funcionan las cosas.

Mira el video: La Mente crea el Universo Fisico. Lo Quántico explica la Metafisica

Like this post? Please share to your friends: