Cásate con alguien que sea tu amigo

Cásate con alguien que sea tu amigo

No es ninguna frase de adolescente enamorado. La amistad es primordial en una relación amorosa, después de todo, hemos aprendido que el amor y el deseo no es lo único que sustenta a una pareja. No tiene ninguna clase de sentido buscar un matrimonio que, antes que cualquier cosa, no sea con una persona con la que estemos dispuestos a desarrollar una amistad indefinida. El motivo es simple y puede resumirse en una frase:

Cuando busques a alguien con quien pasar el resto de tu vida, que sea alguien con quien tengas amistad, pues al final es lo único que queda”.

Amigo es aquel con el que sentimos nostalgia, lamentamos su ausencia, con el que no nos sentimos bien cuando está lejos, con el que conservamos secretos y vivencias. Amigo es quien está dispuesto a cualquier cosa con tal de estar juntos y que de vez en cuando nos provoca un poco de frustración.

Existe un viejo discurso de que debemos elegir entre la novia/esposa y los amigos. Para mí es algo completamente absurdo. Los amigos son esas personas que nos apoyan en nuestras relaciones y nuestros compañeros son aquellas personas que nos incentivan a buscar a nuestros amigos. Se complementan.

Y por este motivo insisto: nuestro gran amor debe ser nuestro amigo. Esa persona que dice cosas que te hacen suspirar de alegría y también cosas que creíste jamás escucharías. Hace cosas que te dejan completamente emocionado y cosas que te cuesta creer que sucedieron. Eso es lo que llamamos amistad. ¿Qué sería de la convivencia si las personas no eligieran permanecer juntas en amistad?

Es en la amistad y en el amor que desarrollamos respeto mutuo, cariño y una necesidad de estar juntos que no hay horas extras en el trabajo que nos retengan. No existe distancia que nos impida expresar el cariño por el otro.

Cásate con una persona que realmente sea una amiga. Yo lo hice. Ella me sorprende, pero tiene muchos defectos. Me impresiona, pero generalmente es común. Somos amigos antes que todo. Quizá solo fue suerte, pero también creo que elegimos ser amigo uno del otro. Eso hace la diferencia.

Quizá parezca un cliché, pero no deberíamos buscar a alguien a quien la gente admire solo por su belleza, que viva llena de sorpresas, o simplemente por esa capacidad de sentirnos bien cuando estamos a su lado. Uno ama para hacer feliz al otro. Es una pena que hayamos perdido esa perspectiva del amor.

Tener compromiso con un amor que sea un amigo es mucho mejor que convivir con la obligación de tener que estar con alguien. Al final de cuentas verás que yo tenía razón.

Nada mejor que un amigo para decidir si compramos una empresa o financiamos una idea, si lavamos los platos de la cena o nos escapamos al cine dejando esa montaña de platos, vasos y cubiertos para mañana. Nada mejor que un amigo para explicarle la película incluso antes de que termine o para hacer frente a un chubasco bajo un paraguas en el que apenas cabe una persona. Los mejores amores se construyen entre personas que son, antes que todo, grandes amigos.

Cuando el espejo nos atormente por eso en lo que nos hemos convertido, aún quedará la risa de dos personas que aprendieron a reírse de sí mismas. Ese día, la amistad será todo. Y no necesitaremos de nada más para vivir.

Mira el video: Silvestre Dangond, Nicky Jam – Cásate Conmigo (Official Video)

Like this post? Please share to your friends:
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: