7 casos impactantes de famosas y cirugías plásticas extremas

7 casos impactantes de famosas y cirugías plásticas extremas

En ocasiones, resulta increíble dar crédito a lo que algunas personas pueden llegar a hacer en la incesante búsqueda por la perfección y la belleza. Mientras algunos tienen la fortuna de haber recurrido a la cirugía plástica o estética para mejorar sus rasgos físicos con resultados exitosos, existen casos donde la negligencia, el engaño y la falta de ética de algunos profesionales terminaron en auténticos desastres, como sucedió con las famosas que verás a continuación.

1 – Meg Ryan.

Durante la década de 1990, Meg Ryan protagonizó varias películas exitosas, principalmente comedias románticas. Sin embargo, tras una serie de cirugías estéticas extremas simplemente se esfumó del mundo del espectáculo. Actualmente, la actriz tiene 56 años y se ha sometido a rinoplastias, engrosamiento de los labios e inyecciones de botox en la frente.

Además, se sospecha que se practicó un estiramiento facial pues su apariencia dista mucho de aquella que la llevó a la fama en la época de las maravillas en Hollywood.

2 – Jocelyn Wildenstein.

Algunas estimaciones apuntan a que la socialité suiza Jocelyn Wildenstein ha invertido más de 2.6 millones de dólares en cirugías plásticas, pero el resultado siempre terminó llamando la atención de propios y extraños pues no fue lo que se esperaba. En la actualidad tiene 77 años de edad y comenzó su proceso de transformación poco antes de cumplir 60, época en que descubrió la infidelidad de su esposo con una mujer mucho más joven que ella.

En el año de 1999 tuvo lugar esta separación, que figura como uno de los divorcios más costosos en la historia. Jocelyn Wildenstein terminó recibiendo la friolera de US$ 2,500 millones.

3 – Donatella Versace.

Donatella es una de las herederas del imperio de la moda que levantó su hermano, Gianni Versace, y uno de los ejemplos más famosos en el ámbito de las cirugías estéticas extremas. La leyenda dice que, en cierta ocasión, un médico le recomendó inyecciones de colágeno en el rostro para acentuar su belleza natural, pero en lugar de eso los procedimientos terminaron deformando sus facciones.

Su situación terminó empeorando cuando se sometió a cirugías posteriores que le dejaron una apariencia sumamente criticada. Aunque no lo parezca, Donatella Versace tiene apenas 63 años.

4 – Priscilla Presley.

La fama de Priscilla Presley se debe, principalmente, a que estuvo casada con Elvis Presley entre 1967 y 1973. La incursión de esta dama en el mundo de las cirugías plásticas extremas inició después que un falso cirujano plástico le inyectara silicona en las mejillas. Posteriormente, Priscila abusó del láser y las inyecciones de botox que le dieron esa textura cerosa tan particular a su piel.

A sus 73 años, suele aparecer frecuentemente como referencia de los desastres que puede ocasionar el cambio corporal extremo.

5 – Janice Dickinson.

Entre las décadas del 70 y 80, esta mujer oriunda de Nueva York figuró como una supermodelo que cosechaba éxito por donde quiera que pasaba. Tras aquella época dorada se desvaneció y varios años después volvió a escena llamando bastante la atención, principalmente por la cantidad excesiva de cirugías plásticas que se había practicado. Adepta a la técnica del estiramiento facial para corregir las arrugas, Janice sorprendió al mundo hace algunos años.

Sin embargo, a los 63 años logra conservar una apariencia más natural tras abandonar los procedimientos estéticos extremos.

6 – Kim Novak.

Novak figuró como una de las musas rubias de Alfred Hitchcock y durante una época la consideraron una de las actrices más bellas de todos los tiempos. La otrora bellísima actriz se volvió adepta a los cambios radicales en nombre de la belleza, pero siempre con resultados cuestionables.

A sus 65 años tiene las mejillas inflamadas, las cejas levantadas y los labios estirados, prácticamente no queda nada del rostro de aquella diva de la década de 1950.

7 – Amanda Lepore.

Lepore se considera una figura del movimiento LGBT en los Estados Unidos. La modelo trans apenas tiene 50 años, pero su apariencia dista mucho de aquella que mostró cuando inició su transformación de género. Además de la silicona en los pechos, modificó todo su cuerpo para convertirlo en un reloj de arena – la forma “ideal” de una mujer.

En múltiples ocasiones se engrosó los labios, se puso implantes capilares para extender la línea de inicio de su cabello, se afiló la nariz y se volvió una adicta al botox.

Mira el video: 7 PEORES Cirugías Plásticas del MUNDO! 🔴

Like this post? Please share to your friends:
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: